Traduce el blog a cualquier idioma Buscar en este blog
 

martes, enero 15, 2008

La cuesta de enero, con humor cuesta menos

Enero es el mes más pendiente. Pendiente de renegociar la hipoteca, pendiente de apuntarte al gimnasio, pendiente de pagar el seguro del coche y pendiente de quedar con el grupo de colegas.
Todos vamos muy apretaos, estresaos y faltos de tiempo, y siempre se dice aquello de - queda pendiente para el año que viene, y no hay que fallar. También denominado como el mes de la cuesta, si amigos, Enero debe tener una inclinación del 15%, el máximo permitido en obra social, según el vecino del 3º1ª que es ingeniero de puentes y caminos, - vaya y pensar que yo nunca aprobaba dibujo técnico
Si amigos, no nos engañemos. Papa Noel, el orentxero, el tió y los reyes magos, todos esos personajes están financiados por la Caixa, la Kutxa, Caixa Galicia y para todo lo demás Master Card. Tenemos menos crédito que un mentiroso compulsivo, y para colmo el mes acaba el día 31.
A todo esto debemos añadir el famoso IPC, que no son las siglas que definen a la inclinación de la p--- cuesta, sino el índice de precios al consumo. Su nombre de pila es cesta de la compra. Luego entonces la cesta de la compra está cada vez más cara, pronto Caperucita dejará de visitar a su abuela, el lobo morirá de inanición y la abuela tendrá como único recurso comprarse una Web Cam. La culpa de todo es de la inflación. La inflación, no es una multa de tráfico impuesta por un agente municipal chino, sino que es la subida de los bienes por encima de los salarios, lo que viene a ser "soy más pobre que ayer pero menos que mañana".
No se alarmen ustedes, por que a grandes males, grandes remedios, que para eso nos hemos marcado unos propósitos, cada maestrillo tiene su librillo, y e aquí algunos consejos.
1) Come en casa de tus padres, si has estado 30 años, unos días más no se va a notar. La familia te lo agradecerá. Tu cartera también.
2) Si en el trabajo tienes hambre, ves con tu compañero a tomar un café. Saca el billete de 20 euros, y di,- ¿tienes cambio?-.Ves alternado los billetes, pero sin superar nunca el de 20 euros, te descubrirían.
3) No te duches en casa, para eso está el gimnasio. Cumple la máxima de: no hay gimnasio, no hay ducha. Tu cuerpo te lo agradecerá y la factura del agua también. Recuerda que al final pasará como en el Dakar, el agua será más cara que la gasolina.
4) No es imprescindible lavar la ropa todos los días, compra colonia.
5) Ves a trabajar en transporte público, si es caro cuélate, si te cogen hazte el sueco. A mi me funciona, pero es que yo soy de Södertalje, al lado de Estocolmo.
6) Utiliza a un compañero de trabajo para que te lleve a casa. No abuses. Ves cambiando de compañero y diversifica tus excusas.
7) No te dejes llevar por el impulso de las rebajas, - espérate. Lo que no quiera comprar nadie siempre acabará siendo más barato. Si esto no te funciona contacta con el Dioni o pide consejos financieros a Mario Conde. No te dejes engañar por los créditos fáciles. Si todo fuera tan fácil, yo hubiera ligado más. Ya se que no viene a cuento, pero hacedme caso.
En este mundo hay menos lobos que ovejas, pero las ovejas siempre acaban mal -¿o es que nunca habéis tenido el típico abrigo forrado de borreguito?-. Lo de Carmen Sevilla era una tapadera para dar un lavado de imagen a un matadero de Utrera y la oveja del Wolite murió intoxicada con el detergente. Bien amigos, supongo que no os lo he dicho todo, pero siempre hay que guardar algo. Como cuando comes, dicen que siempre te has de quedar con un poco de hambre, - un poco, agonías - , que si no al cabo de cinco minutos ya estás con los estiramientos de puerta de nevera.
Recordad, es pura contabilidad, hay que sacar más de lo que se mete, es la teoría contraria al ahorro, dónde hay que meter más de lo que se saca.
Andreu Buenafuente
Publicar un comentario en la entrada
Tiempo en Palma de Mallorca